Clínica Santa Ana: +(506) 2582-0982 | Clínica Belén: +(506) 2539-9251 | Email: info@veterinariadrtraube.com

Conozcamos al Gato Persa

  Posted on   by   No comments

Esta raza es llamada Gato Persa y no es conocido por su alto grado de ejercicio energético, así que debe prestarse atención al manejo de peso.

Rango de peso:

Macho: grande: >12 lbs.

Hembra: mediano: 8-12 lbs.

Color de ojos:

Azul, cobre, verde, avellana, de color distinto

Expectativas:

Promedio de vida: 8-11 años

Necesidades sociales/de atención: Moderadas

Tendencia a mudar: Alta

Pelaje:

Largo: Largo

Características: Sedoso

Colores: Blanco, rojo, crema, negro, azul, chocolate, lila, plata, dorado, camafeo, concha de tortuga, azul crema, café, manchado, seal

Patrón: Color sólido, concha de tortuga, bicolor, tricolor/manchado, tabby, ahumado, sombreado, puntas

Necesidades generales de acicalamiento: Altas

Reconocimientos de asociaciones:

Reconocimiento por asociaciones de gatos: CFA, ACFA , FIFe, TICA

Prevalencia: Común

El Persa es por lo general un gato mediano, sin embargo, es masivo y de huesos pesados. Con sus masas de pelo, puede parecer más grande de lo que en realidad es.

El Persa es una raza de aspecto extremo. El cuerpo es corto, pero ancho con piernas anchas y un cuello corto y ancho. La cola es corta y las orejas pequeñas. La cabeza es redonda con grandes ojos redondos, Cuando se le ve de perfil su cara es plana y la nariz cambia de dirección así que lo que se ve es la piel coloreada de la nariz.

El pelaje del Persa es espeso, abundante y largo. Es fino, pero debe ser lustroso y brillante.

Personalidad:

El Persa es un gato plácido con brotes de actividad tipo gatito. Estará durmiendo bajo el sol cuando de repente explota, corriendo por la habitación y revolcándose.

El Persa se tenderá junto  a su dueño, dormirá en su cama, y se sentará en su regazo cuando esté de humor. No le molestan los cambios de rutina y generalmente es amistoso con todo y todos.

Viviendo con:

El Persa necesita que se le controle la nutrición para mantenerse en buena condición. Dado que la raza no es conocida por un alto grado de ejercicio energético, debe ponerse atención tanto a su nutrición como al ejercicio regular. Esto significa que el Persa debe hacer ejercicio para mantenerse bien. Aunque al Persa le gusta jugar con sus dueño y jugará también con juguetes interactivos, correteará pelotas y atacará ratones rellenos de catnip, tendrá que estar detrás de él para que se ejercite diariamente.

El pelaje del Persa necesita atención diaria. Debe ser cepillado y peinado para evitar que se enrede. Además, la carita plana debe limpiarse con regularidad ya que pueden depositarse en la cara manchas de lágrimas.

Historia:

El Persa es una rata antigua de gato, como en el caso de otras razas antiguas, su historia es medio turbia. Los años de 1500 había en Italia gatos de pelo largo. Estos gatos eran importados de Asia. En el siglo XVII, Pietro della Valle trajo un gato de Persia a Italia para añadirlo al programa de cría. Este gato bien podía haber sido un gato conocido como Gato de Arena en Persia, era un gato que vivía en el desierto. Este Gato de Arena era un gato lanudo, muy denso para protegerlo del ambiente y permitirle vivir en la arena.

 

Cerca de cien años después. Nicolas de Pereisc adquirió algunos gatos de pelo largo. Estos gatos eran de Turquía, que es también el hogar del Angora turco, una raza diferente de gato de pelo largo. En el siglo XIX, los descendientes de estos gatos turcos fueron cruzados con algunos de los gatos de Italia, y ese fue el inicio del Persa moderno. A pesar de ser una raza antigua, también fue creada por el hombre.

La popularidad del Persa aumentó cuando la Reina Victoria y otros personajes de la realeza, se enamoraron de esta impresionante raza. Fueron introducidos en los Estados Unidos a finales del siglo XIX, donde pronto se hicieron populares.

Fuente: https://www.hillspet.com.mx/cat-care/cat-breeds/persian

 

 

Mejor servicio, calidad y precio.